viernes, enero 20, 2006


Ricardo Sternberg, el brasilero errante


Ricardo Sternberg (Rio de Janeiro, 1948) es autor de The Invention of Honey (1990), Map of Dreams (1996) y Bamboo Church (2003). Hasta ahora desconocido en la lengua de Cervantes, Ricardo ha publicado en las prestigiosísimas revistas literarias Saturday Night, Poetry (Chicago), The Paris Review y Descant & The Antigonish Review. Desde hace veinticinco años enseña portugués y literatura brasilera en la Universidad de Toronto. Se da religiosamente la cerveza conmigo cada jueves después de las clases en el Fox’s Den Pub de la calle Bay. NR


De Map of Dreams (1996)

La esmerada observación
de las agujas magnéticas,

la atención constante
a los latidos, a la respiración

reveló al capitán
la correlación precisa

que le permitió disponer
de indicadores mecánicos,

buscar y hallar
ángulos, estrellas.

A partir de ese instante,
el capitán bien podía ser
la medida misma

del progreso de nuestra nave,
de su velocidad, de su destino.

………………………….

La luz del farol
que pendula en la proa

resaltando el dorado
centelleo de sus trenzas

a la fosforescencia
que dejamos atrás:

deberse a los caprichos
de la marea y la brisa,

a golpe de contingencias
la nave traza
un nuevo mapa, y ese mapa
los contornos de su sueño.


De Bamboo Church (2003)

Quark

Considérese el quark: su existencia
la postulan científicos cautivados
por una ninguna parte que está ahí;
una partícula que no comparte
las propiedades de la materia:
presente, pero no del todo:
una entidad espectral.

Cirilo de Tesalónica ensayó este silogismo:
Dios se retiró y así dejó espacio
para el universo en expansión. La ausencia
fue su regalo, obsequio que hace de su presencia
este oxímoron digno de contemplación:
el Cero como médula de toda invención.

versión de Néstor E. Rodríguez

2 comentarios:

  1. Bueno, ya se donde encontrarlos, se embromaron! Que bueno están los poemas y las versiones, sería bueno que tiraras los originales...

    ResponderEliminar
  2. maria lobo5:54 p. m.

    Os poemas de Ricardito Montestrelas soam muito bem em espanhol ! Parabéns pela tradução !
    Maria Lobo

    ResponderEliminar