jueves, diciembre 10, 2015

El silencio almibarado de la prensa dominicana

Desde el año 2011 la República Dominicana es objeto de una investigación por parte del Ministerio del Trabajo de los Estados Unidos en cuanto a las serias violaciones a las normas laborales, específicamente en el sector azucarero, amparadas por el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-CAFTA). Esta investigación produjo un informe, publicado el 27 de septiembre de 2013, al cual le han seguido tres revisiones, la última fue publicada y hecha pública el 22 de abril de 2015:

http://www.dol.gov/ilab/reports/pdf/Dominican%20Republic%2018-month%20review%20statement_Spanish.pdf

Con todo, la prensa dominicana no ha dado cuenta del curso de esta investigación que deja expuesta la gravedad del problema laboral en la industria del azúcar. Los múltiples informes de la comisión estadounidense enfatizan que las violaciones de los derechos básicos de los trabajadores de esta industria apenas se han atendido.

Lo más terrible del asunto es que los informes no denuncian violaciones de leyes laborales según los parámetros estadounidenses, sino de normativas dominicanas que no se cumplen en lo más mínimo, como por ejemplo el derecho a saber cuánto recibirá el empleado por jornada diaria; el derecho a que se honre el pago de contribuciones al seguro social, el derecho a un día de descanso semanal, el derecho a tener instrumentos de trabajo y de seguridad adecuados, la prohibición del trabajo infantil.

Ningún medio noticioso dominicano reseña la realidad de estos preocupantes informes que enlodan la imagen del país. La razón de este silencio almibarado de la prensa es que todos los medios de comunicación están vinculados económicamente a los barones del azúcar dominicano. Esta casta de señores feudales tiene hasta su propio amanuense en un sórdido columnista del periódico Hoy autodenominado "El Roedor". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario